Otoño y Poesía

Boulevard de Unidad Nacional, Martínez, San Isidro

Otoño
por Mario Benedetti

Aprovechemos el otoño

antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que calienta el corazón

aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño

antes de que el futuro se congele

y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Paseo de los Inmigrantes, Villa Adelina, San Isidro
Es Otoño, muchachos 
por Juan L. Ortíz

Es Otoño, muchachos. Salid a caminar.

Otoño en su momento inicial, más hermoso.
No os engañará este azul casi alegre?
¿Alegre?
¿La profundidad tiene alguna vez alegría?

¿No os engañará este verde joyante por momentos?

¿O esta invitación alada de la tarde?

No, una honda presencia deshace las azules sombras

y apaga la alegría del campo

—un luminoso, puro sueño que tiembla.


¿Cómo, y la tarde no se corona de flores
como de un fuego quieto de ángeles guardianes?

Ya está el viento, muchachos, el viento del otoño, del otoño,

violento o suave casi como un suspiro,

una enfermiza alma

de qué oscuros reinos?

que revela en las cosas

un herido pensamiento

de sorprendidas criaturas.

El viento,

niño fúnebre que juega con las últimas ilusiones del cielo

hasta darle una aguda limpieza de extraña agua final.

El viento, muchachos, el viento infinito. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s